02 Abr

ETAPA DE LOS 6 A LOS 9 AÑOS, características generales

Sílogía Orienta quiere explicaros básicamente qué sucede en estos estadios de vida de una persona. Hoy nos centraremos en la etapa de 6 a 9 años.

Los estadios anterior giran básicamente en torno a la familia, figuras conyugales y el egocentrismo infantil.

Esta etapa hay que entender que el sujeto le transmite seguridad la interiorización de las figuras paternas, el niño dirige su interés hacia el mundo exterior y de ese modo la escuela y las relaciones sociales cobran una especial relevancia.

Los progresos en la representación verbal, van a posibilitar la adquisición de conocimientos que sobrepasan la manipulación práctica; aún así, más desligado de la percepción concreta. Las operaciones lógicas empiezan a reemplazar a la intuición del anterior estadio.

El descubrimiento de la vida social a través de la relaciones que propicia la escuela, le permite equipararse a sus iguales en lugar de compararse con adultos que le sobrepasan y de los que depende, adquiriendo estas relaciones tanta importancia como las de la familia y permitiéndoles rivalizar y afirmarse entre los de su edad. Por lo tanto, es en el grupo donde se pone límite al egocentrismo infantil y donde empieza a surgir la coherencia interna, la reciprocidad de opiniones, la cooperación, el altruismo, la postergación…

El desarrollo social y el intelectual son los mayores logros en la evolución de la personalidad en esta etapa, que se caracteriza por la superación del ambiente familiar y de la mentalidad infantil primitiva. Se da una intensa expansión motriz, una actividad desbordante, movimiento cada vez más fino, diferenciado, controlado e intencionado.

30 Ago

Nueva técnica para tratar los derrames cerebrales

Podemos estar ante un gran avance para aquellas personas que sufren derrames cerebrales. Pasito a pasito se van obteniendo diferentes maneras para mejorar la calidad de vida de estas personas.

Unos investigadores de la Universidad de California, han descubierto una nueva técnica basada en la extracción de coágulos de sangre mediante pequeñas redes (extracción por espiral) para pacientes que han sufrido un derrame cerebral, según dos estudios publicados en ‘The Lancet’.

Estas investigaciones determinan que los coágulos bloquean los vasos sanguíneos haciendo que el oxígeno no llegue al cerebro, generando síntomas como parálisis o pérdida del habla.

Hasta ahora, algunos pacientes reciben medicamentos para “disolver coágulos”, pero se deben tomar en las horas posteriores al derrame y no son apropiados para todas las personas.

Han probado la extracción del coágulo pasando una sonda desde la ingle hasta el cerebro, donde un cable atraviesa el coágulo formando una espiral que le permite retirarlo. ¿Podría ser un método a tener en cuenta para mejorar la motricidad y el habla?

En las investigaciones ahora realizadas se ha probado con unos nuevos dispositivos basados en una minúscula caja metálica que se utiliza, en vez de la espiral, para empujar el coágulo contra las paredes de la arteria y enredarlo en los cables metálicos. Esto permite a los médicos sacar el coágulo por la ingle. Al comparar la eficacia de la extracción por espiral con los métodos tradicionales, se observó que el 58 por ciento presentaba un buen funcionamiento del cerebro después de tres meses y una mortalidad mas baja.

Estos dispositivos pueden ser usados en pacientes a los que no conviene darles los medicamentos: pacientes que deben tomar anticoagulantes, pacientes que fueron sometidos a cirugía o aquellos que pueden ser tratados entre 4,5 y 8 horas del comienzo del derrame.

Lo leído en estas investigaciones me ha dado un aire de optimismo a la hora de pensar diferentes formas para tratar la motricidad y todos los aspectos del habla. ¿Podemos decir que estamos ante un gran avance en la medicina?

Más información http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/08/27/neurociencia/1346081900.html

;